ENCUÉNTRANOS EN REDES SOCIALES:

LECTURA OBLIGATORIA: Las 15 de Invictos

Clásico, fútbol europeo, balompié sudamericano y Liguilla. Recuento con lo más destacado de la jornada del fin de semana a nivel nacional e internacional.

No podíamos fallares otra vez, Invictos. Ha sido fin de semana de Clásico, de Ligas importantes Europeas, de balompié sudamericano y de Liguilla, así que tenemos mucho que compartir. Esperamos sus comentarios en la parte baja de la nota.


→ FC Barcelona ganaba, pero apareció Sergio Ramos. No será recordado como El Clásico mejor jugador de la última época, pero, al final, estuvo entretenido. Un tiempo por equipo, pero los culés generaron más ocasiones de peligro. El arbitraje fue un desastre, aunque no vale la pena darle mucha bola. Del partido nos quedamos con la clara mejoría de Sergio Busquets, lo mal que se vio Mascherano, lo distinto que es FC Barcelona con Don Andrés Iniesta en el terreno de juego, el hambre de Luis Suárez, el recital de Luka Modric en el mediocampo y el incansable espíritu competitivo de Sergio Ramos.

→ Sergio Ramos, el hombre de los goles decisivos en partidos de alto riesgo. Cuando muchos dejan de creer, él cree más que nunca. Está en su ADN. Se puede mandar la cagada de la jornada y hacer el gol del título a los cinco minutos; un tipo diferente. Nos cuesta encontrar a deportistas con su fortaleza mental y su competitividad. Seguimos creyendo que, en cuestiones netamente defensivas, ha sufrido mucho en los últimos cursos, pero su liderazgo, personalidad, fortaleza y capacidad para responder en momentos de alta tensión es abominable. Aún le quedan varios años de carrera, pero estamos convencidos de que, cuando cuelgue los botines, será recordado como uno de los más grandes en la historia del Real Madrid. No, no tiene cientos de goles, pero representa -a la perfección- lo que es el madridismo. Con la camiseta blanca puesta, dejar de luchar no es opción. Siempre tú, Sergio. Siempre.

→ El señor fútbol. Entra con mucha calma. Se pone su gafete de capitán. Y comienza a manejar el partido a su voluntad. Su simple presencia impone. El gol de Suárez ayudó, pero, desde su entrada, se jugó según él ordenó. Se cargó hacia la derecha, manejó tiempos y metió dos pases rompelíneas que, en otro día de Messi y Neymar, habrían sido asistencias. Nunca tendrá los números de otros jugadores, pero pocos futbolistas en el mundo influyen en el rectángulo verde como lo hace Don Andrés Iniesta Luján. Con su vuelta no sólo sonríe el FC Barcelona, sonríe el deporte. Te puede o no simpatizar el club que representa, pero no puedes negarlo a él. Negar a Iniesta es negar al fútbol.

→ Qué bueno es Lukita Modric. No sabemos que nos sorprende más si el sentido con el que se mueve por todo el campo, su interpretación del juego o la precisión/intención de sus lanzamientos. No es de muchas palabras porque todo lo que tiene que decir lo dice con el balón en los pies. Ahora mismo y esperado a que Iniesta siga recuperando sensaciones, es el mediocampista en mejor estado de forma en todo el mundo. Y pensar que, muchos de los que que hoy celebran todo lo que hace, criticaron y se burlaron de su llegada al Real Madrid en 2012... #LaPelotaSiempreaAModric.

→ El arte de contragolpear por Chelsea. El sábado inició con un partidazo: Manchester City vs Chelsea. La primera parte fue de los citizens y el segundo tiempo, con base en contraataques, fue de los blues. Que los tres goles hayan llegado vía contragolpe dicen mucho del trabajo que está haciendo Conte con Chelsea. Les gusta tener la iniciativa e ir quebrando al rival, pero, cuando no es posible, se declaran listos para matar con transiciones en velocidades. Ojito que no jugó Matic, y Cesc respondió. Y, bueno, qué barbaridad lo de Diego Costa. Entendemos que, por sus actitudes, no es el que más seguidores tiene, pero es, sin ningún tipo de dudas, uno de los mejores delanteros del planeta. Un espectáculo ver sus desmarques y ver cómo ataca el espacio. Buenísimo lo de jugadores como David Luiz, Victor Moses, Eden Hazard y Pedro, pero, en la conquista del Etihad, nos quedamos con lo exhibido por el ex ariete del Atlético de Madrid.

→ Tremendo Alexis Sánchez. Rinde en cualquier Liga del mundo y trabajando en distintas posiciones. En esta temporada ha jugado como falso '9' y la está rompiendo de forma descomunal. Con su inteligencia para moverse y sus cualidades físicas/técnicas complica a las defensivas rivales porque se quedan sin una referencia. Ante West Ham, participación directa en 4 de los 5 goles. Sus registros goleadores han mejorado muchísimo en Inglaterra porque ha crecido en zona de definición, pero no por esto se ha olvidado de ser un futbolista de equipo. Si ve a un jugador mejor ubicado, no dudará en habilitarlo. Es chileno, se llama Alexis y es uno de los mejores futbolistas de la actualidad. #Crack

→ Marco Reus ha vuelto. 3 goles y 4 asistencias en los 3 partidos que ha jugado desde su regreso. Le pone hielo a la pelota cuando hay que hacerlo, pero, en condiciones normales, es un jugador que siempre busca dañar. Tiene gol, regate y desborde, pero también puede trabajar como mariscal de campo cuando se mete a la zona de mediapunta. Estamos convencidos de que si no sufriera tanto por las lesiones ya estaría luchando (no en el TOP3, pero sí en las listas) por los reconocimientos individuales más importantes del año.

→ Radamel Falcao sigue encendido. Se habla mucho del nivel de la Ligue 1. Y, sí, tiene razón. No es el campeonato europeo de mayor nivel, pero, a como estaban las cosas con el colombiano, le urgía tener regularidad. Con el club que apostó por él en 2013, Radamel ha vuelto a ser titular indiscutible y ha retomado la carta de presentación que lo ha acompañado durante prácticamente toda su carrera: el gol. El año de AS Mónaco está siendo muy serio. Son sublíderes, están a nada de la cima y se han convertido en una máquina de goles. Falcao ha vuelto a tener registros brutales por su trabajo y sus extraordinarias condiciones como rematador, pero también hay que valorar a los chicos que lo están acompañando. Lemar, por ejemplo, tiene toda la pinta de que pronto estará en la mira de un gigante del viejo continente.

→ Una semana más de dominio del RB Leipzig. Se están acostumbrado a ganar en Primera, así que cuidado. Este fin de semana, jugando contra Schalke, tuvieron uno partido flojito y, como sea, lo terminaron ganando.  Del actual líder de la Bundesliga se tiene que resaltar el trabajo de todo el equipo, pero hay individualidades que merecen distinción: Orban, en la central; Keita, en el mediocentro; Forsberg, en zona de creación; Y la dupla Werner/Pulsen, en ofensiva. Por más poderío económico que tenga, no se puede menospreciar la gestión deportiva. Estamos hablando de una franquicia debutante que cuenta con jugadores que, en su mayoría, no supera los 24-25 años.

→ El derby della Capitale fue de AS Roma. Mucha intensidad, muchas faltas y muchos roces. No fue el encuentro más espectacular y, la verdad, no lo esperábamos. Pintaba para ser un encuentro sin anotaciones, pero Wallace arriesgó donde no se puede arriesgar en un derbi y AS Roma lo supo capitalizar. Aunque no fue un partido especialmente emocionante, nos gustó mucho la labor de Nainggolan (jugó como interior; la posición en la que más nos agrada) y Bruno Peres,, quien hizo daño por sector derecho.

→ Tigres UANL y una nueva final. Es una realidad que fue más en el trámite de los 180 minutos, pero también es una realidad que el árbitro del partido de vuelta tomó decisiones que perjudicaron a León. El gol de Gignac no debió contar y se guardo tarjetas que, por ahí, pudieron cambiar el desenlace de la historia. Pero, más allá de eso, la sensación que nos queda es que se metió al final el equipo que fue mejor en la serie. El club de San Nicolás de los Garza lleva rato con el mejor plantel del campeonato y lo ha respaldado en el terreno de juego. Seguimos pensando que aún hay margen de mejora en las formas, pero entendemos que haya poco de que quejarse si se compara lo que se ha hecho en el último par de años con épocas anteriores. ¡Ah! Por cierto, ¿alguien preguntaba por Gignac? Bueno, pues ahí lo tienen. A las bestias es mejor no molestarlas. Ahora, a ver si América lo puede frenar...

→ América va por otro título. El uniforme es espantoso, la fiesta fue terrible, el homenaje a las leyendas fue insípido, el acérrimo rival los humilló en el torneo regular y lo del himno fue una catástrofe. Pero, bueno, han ido enderezado el camino desde que llegó La Volpe y el año especial va tomando buen color. Si bien la propuesta futbolística no es la más afín al americanismo, se entendió que el semestre estaba siendo malo y había que ir sacando resultados. El Bigotón puso orden desde la última línea y, partiendo de ahí, se ha visto a un América equilibrado. Con Ricardo, América está compitiendo a nivel físico/táctico para que, después, sus individualidades marquen la diferencia. Reconocerle el trabajo de la línea de cinco, la confianza en Edson Álvarez y el cómo ha ayudado a que tipos como Goltz y William vivan su mejor momento desde que llegaron a Coapa. Van a la final, pero primero toca atender el compromiso del Mundial de Clubes. Es su revancha. Lo que pase en territorio asiático será determinante en la final. Un papelón los traería con la moral por los suelos y una actuación histórica les permitiría llegar con una escenario anímico inmejorable ante Tigres UANL.

→ Final en Navidad. Por primera vez en la historia, tendremos la final de la Liga MX en Navidad. El equipo con más títulos de liga en toda la historia del fútbol mexicano era el indiciado para ponerle FÚTBOL a una fecha tan especial. Y tenía que conseguirlo así: cuando lo veían como burla, cuando todo parecía perdido, cuando muchos aseguraban que su Centenario estaba arruinado... América confirmó que pueden cuestionarles lo que sea, menos SU GRANDEZA. ¿Trabajar en Navidad? Lo hemos hecho desde que tenemos Invictos, así que no nos va a pegar. 4 años seguidos sin un solo día de vacaciones nos han preparado para todo, JAJA.

→ El mágico 2016 del Atlético Nacional. Campeón de Copa Libertadores, campeón de la Copa Colombia, campeón de la Superliga, finalista de la Copa Sudamerica y, el sábado, se clasificó a las semifinales del campeonato colombiano. Lo mejor de todo es que su grandeza más importante no está vinculada con títulos, sino con calidad humana. En una de las semanas más difíciles en la historia, el club colombiano, con sus peticiones, muestras de apoyo y homenajes, dejó claro que es un GIGANTE. No sólo son un grupo fantástico de jugadores, son un grupo fantástico de seres humanos, cosa que, a final de cuentas, es lo más importante. #Respect

→ La tragedia de Chapecoense. Nunca habíamos tenido una semana tan dura desde que nació Invictos. Y no lo decimos por el trabajo y las desveladas (no dormimos por más de 36 horas), sino por el impacto que nos causó la noticia. Recordamos que el lunes estábamos apunto de 'cerrar el día', cuando se soltaron los primeros reportes. Estábamos cansados de la jornada de lunes (suelen ser de 13-15 horas diarias), pero, en cuanto escuchamos lo que había pasado, se esfumó el cansancio. Nos pusimos a escuchar en directo reportes de prensa colombiana y no dábamos crédito a lo que, tristemente, se confirmó horas después. No sólo fue un día triste para el fútbol. Fue un día triste para el mundo. 71 personas perdieron la vida. Y más que futbolistas, miembros del cuerpo técnico, periodistas o tripulantes, eran padres, hijos, hermanos y nietos. Se suponía que sería una jornada de fiesta y terminó siendo una tragedia. Qué jodida e injusta puede ser la vida. No queda más que desearle mucha fuerza a los afectados. Y a los que se fueron sólo decirles que: siempre recordaremos, campeón al Chapecoense.

Danos tu opinión