Vídeo del día

El día que Oswaldo Sánchez jugó por su padre…

Previo al debut de México en Alemania 2006, Oswaldo Sánchez sufrió el fallecimiento de su principal impulsor, su padre. La Volpe y su cuerpo técnico le permitieron viajar a Guadalajara horas antes del partido ante Irán. Oswaldo viajó, se despidió de su padre y regresó para cumplir el sueño que compartía con Don Felipe: jugar un Mundial. En su debut mundialista, México venció 3-1 a Irán y, cuando finalizó el partido, Sánchez rompió en llanto.“Las últimas palabras que me dijo fueron: ‘Hijo me siento muy orgulloso de ti, porque te veo en todas partes, en comerciales, anuncios, en el campo, ése es mi hijo’. Fueron las últimas palabras que crucé con él”.